Implantologia

Desde hace ya un buen número de años, la implantología ha irrumpido en la odontología como un arma terapeútica de gran peso específico, resolutivo y fiable.Un implante es un dispositivo aloplástico, por lo general de titanio, insertado en el reborde alveolar (hueso) para servir de apoyo a una prótesis. Sería el equivalente a la raíz dentaria.Con los implantes no sólo sustituimos los dientes perdidos, restaurando la función y la estética, sino que conseguimos frenar la reabsorción ósea. Además, en nuestra clínica trabajamos con técnicas regenerativas y reconstructivas del hueso, y protocolariamente desde hace ya muchos años contamos con el protocolo delPRGF (Plasma Enriquecido en Factores de Crecimiento).

Ventajas de los implantes:

Posibilitan la restauración de los dientes ausentes sin necesidad de agredir los dientes sanos restantes- Ofrecen mayor estabilidad, eficacia y durabilidad de las prótesis- Proporcionan mayor estética, desaparecen los “ganchos” y los paladares artificiales de las prótesis removibles.

El porcentaje de éxito de los implantes es de un 95% – 98% pero, en puntuales ocasiones, puede ocurrir que exista un fracaso de la osteointegración. Existen factores que favorecen su aparición (mala higiene oral, tabaco principalmente, diabetes no controlada, etc.) pero en ocasiones se presenta sin estar asociado a causa conocida.Cuando esto ocurre se retira el implante fracasado y a las pocas semanas, cuando el hueso y la encía han regenerado se puede colocar otro implante en el mismo lugar, el cual raramente vuelve a fracasar; siendo el alargamiento del tiempo, el único inconveniente del tratamiento.

Tratamiento:

La cirugía de implantes se realiza bajo anestesia local, la misma que se emplea para una extracción o una obturación, y en nuestra clínica este tipo de intervenciones las realizamos con sedación intravenosa, con lo que conseguimos una absoluta relajación del paciente y lo que es más importante, una amnesia tanto en el tiempo como en las sensaciones.Durante la intervención, el paciente no siente absolutamente nada, y cuando acaba la misma, se prescriben analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos.

El postoperatorio en la mayor parte de los casos es muy bueno siempre que se hayan seguido las pautas y obviamente el protocolo quirúrgico haya sido riguroso.Básicamente existen dos formas de rehabilitación protésica sobre implantes:- La prótesis fija en cerámica, que nos proporciona un mayor nivel de estética, comodidad y función- La prótesis removible (de quitar y poner), realizada con una supraestructura metálica y dientes de resina o cerómero y que supone una opción más económica al ser un tratamiento menos sofisticado.